18/2/12

Doors

3/2/12

Un mes

Se que todo esto fue por París y también por Lola. De esa necesidad y de ese querer vivir en la ciudad de las luces como una bohemia más ha surgido este primer mes en una isla pequeña y mucho más acogedora. 

Casi siento decirlo, pero no echo de menos nada (bueno, a tí sí), me adapto, se adaptan a mi y todo va como la seda. Y eso es algo que en mi caso, y viendo mis experiencias pasadas en casi cualquier ámbito, es casi como un milagro. Ni yo misma lo creo (y por eso aún cruzo los dedos por si se fuera a torcer), porque me gusta mi casa, me gustan los que me rodean, me gusta mi habitación, me gustan las cenas y mi vida aquí.


Vivo con personas encantadoras, que siempre usan palabras amables y divertidas conmigo. Además he conocido a gente de "nuestra tierra" con la que congenio perfectamente y nos lo pasamos muy bien. Me he enamorado del verde, de la lluvia, de ese sol bajo, del poni, de las pintas de Guinness, hasta de los cuervos. Y cada día un poco más de Dublin, una ciudad de esas que no dices que sea bonita porque lo esconde todo sutilmente para que vayas en su busca. 


En cuanto al idioma... bueno, supongo que algo habré aprendido, al menos ya no me paso el tiempo pensando ¿como digo esto? y sale algo más natural, aunque sea de un "natural indio". Voy a ser positiva, seguro que estoy aprendiendo, pero ya me he dado cuenta de que esto va por días y depende de como te levantes de parlanchina. Poco a poco, aunque el tiempo para esto si que corra.


En definitiva, este tiempo solo puedo definirlo como lo harían aqui:



Lovely, absolutely lovely

¿En qué estrella estará mi dulce corazón?

¿En qué estrella estará mi dulce corazón?